LA ANALOGÍA

La utilizan para extender y aplicar las decisiones a otros casos y supuestos que consideran semejantes o parecidos.
Se trata de la interpretación, extensión y creación de principios jurídicos basados en una razón de semejanza.
El  ámbito  de  aplicación de  la  analogía  es  muy  amplio  y  actúa  mediante numerosas  extensiones  y  equiparaciones  de  los  siguientes  medios  de  elaboración jurisprudencial:
-     Decisiones sobre casos que se aplican a otros semejantes, sobre todo las que se
refieren a casos guía o tipos.
-     Reglas jurídicas o definiciones.
-     Instituciones jurídicas que se construyen partiendo de las primitivas instituciones del antiguo derecho civil.
-     Acciones que se sugieren al pretor y que éste incluye en su edicto como acciones útiles o in factum.
Con el continuo recurso a la analogía, que parte del caso concreto, se crean reglas, instituciones y acciones, a medida que surgen nuevos problemas y es necesario arbitrar nuevas soluciones jurídicas.